www.remember-chile.org.uk

PORTADA

Pinochet para principiantes

La dictadura por dentro

Testimonios

Declaraciones

Noticias

Comentarios

Actividades

Enlaces

ENGLISH
Cartas
-
Comuniquese con nosotros
ESPAÑOL

El País, 25.1.00

Straw acepta someter al Alto Tribunal inglés su decisión preliminar de liberar a Pinochet. Amnistía Internacional y Bélgica presentan hoy sus peticiones de autorización para recurrir. ERNESTO EKAIZER / ENVIADO ESPECIAL, Londres

El Ministerio del Interior británico, Amnistía Internacional (AI) y el Gobierno de Bélgica han acordado discutir en el Alto Tribunal de Justicia inglés la petición de permiso para presentar un recurso de revisión judicial contra la decisión preliminar de liberar a Augusto Pinochet, anunciada por el ministro Jack Straw el pasado 11 de enero. AI y el Gobierno de Bélgica presentarán hoy por la mañana su petición de autorización para recurrir y se ha convocado para mañana, miércoles, la vista. El ministro Jack Straw se ha comprometido a no adoptar su decisión final antes del jueves.

Las alternativas contempladas por los abogados de Amnistía Internacional y por el Gobierno de Bélgica eran dos: esperar la decisión final del ministro Straw y presentar acto seguido, sin pérdida de tiempo, el recurso de revisión judicial; o bien, dirigir el recurso contra la decisión preliminar ya anunciada por el titular de Interior de que va a liberar a Pinochet, por encontrarse éste incapacitado para someterse a un juicio en España. El recurso de revisión judicial está previsto por la ley de Extradición británica y su concreción siempre exige el paso previo de una autorización (leave) del Alto Tribunal de Justicia británico.

En la primera hipótesis de trabajo, un recurso de revisión judicial corría el riesgo de tramitarse al tiempo que Pinochet abandonaba Londres rumbo a Santiago (Chile). Sucede que una de las consecuencias inmediatas de la decisión de Straw es que el magistrado del tribunal de Bow Street, que tramitó la extradición, dicte una orden para cancelar el arresto que mantiene a Pinochet en el Reino Unido.

Esa orden sólo la puede frenar, ordenando su vigencia, el Alto Tribunal de Justicia, pero fuentes jurídicas la consideran una decisión muy difícil de obtener. Por tanto, el recurso de revisión judicial, en este caso, se tramitaría con Pinochet en Chile y tendría un carácter "teórico".

La segunda alternativa, que ha predominado, es la de someter a revisión judicial la decisión preliminar anunciada por Straw, en el sentido de que su forma de actuar casijudicial no respeta la ley de Extradición británica al no desvelar a las partes del procedimiento -España, Bélgica, Francia, Suiza, y las organizaciones que han intervenido en el caso- el informe médico que llevará a la liberación de Pinochet por estar incapacitado para someterse a juicio. En este sentido, tanto Amnistía Internacional como el Gobierno belga calificarán en sus escritos la decisión preliminar de Straw como "ilegal", y "desleal" con la igualdad de armas que se prevé en todo procedimiento judicial. Si la primera de las posibilidades suponía correr el riesgo de no tener siquiera la oportunidad de cuestionar la legalidad de la decisión ante el Alto Tribunal de Justicia con Pinochet de cuerpo presente en Londres -habida cuenta de que podrá viajar a Santiago una vez libre-, la segunda no carece de trampas y peligros.

Las mejores condiciones

En efecto, si el juez del Alto Tribunal de Justicia, o dos jueces, tras escuchar los argumentos de los recurrentes -entre los cuales la silla de España estará vacía por rechazar el Gobierno de José María Aznar la presentación del recurso propuesto por el juez Baltasar Garzón- decidiese no dar autorización a Bélgica y Amnistía Internacional para recurrir en revisión judicial la decisión preliminar ya anunciada, Straw estaría en las mejores condiciones legales para anunciar al día siguiente, jueves 27 de enero, por ejemplo, su resolución definitiva de liberar a Pinochet.

"El recurso, por decisión del Gobierno de Bélgica, se presentará mañana [por hoy martes]. No tiene sentido correr el riesgo de esperar a la decisión final porque, en tal caso, el efecto que pueda tener el recurso será inocuo", dijo ayer a este periódico el abogado Philippe Sands, que ha recibido el encargo de redactar el recurso ayer por la tarde. "Vamos a trabajar toda la noche para tenerlo listo por la mañana [por hoy]", dijo Sands.

La decisión del Gobierno belga fue adoptada el pasado fin de semana. "El ministro de Asuntos Exteriores belga dirigió una carta a su homólogo [británico] Robin Cook en la que, en primer lugar, le felicita por el coraje de haber detenido a Pinochet, hace ahora más de 15 meses, pero, en segundo lugar, le advierte de que hay que llegar hasta el final", dijo anoche a EL PAÍS Michel Malherbe, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores belga.

Las autoridades belgas también contemplan la posibilidad de llevar al Gobierno británico ante el Tribunal Internacional de Justicia de La Haya ante un eventual incumplimiento de la Convención contra la Tortura. "Lo estamos analizando. Para poder hacerlo es necesario que haya un conflicto entre ambos Estados, Bélgica y el Reino Unido. Por el momento, tenemos un recurso contra una decisión preliminar. Una vez que se consume el conflicto se podrá ir a La Haya", dijo a éste periódico Michel Malherbe.

 

Top of page